6 de diciembre de 2017

Japonés gana US$ 62 millones con mercado de las pulgas en línea

Yusuke Mitsumoto, de 36 años, lanzó una aplicación en junio para probar la idea. Y funcionó mejor de lo que imaginaba; después de 16 horas, se sorprendió al descubrir que estaba comprometido con 360 millones de yenes (US$ 3.2 millones) y cerró el servicio.


Yusuke Mitsumoto tenía una corazonada: ¿y si pagaras instantáneamente a las personas por sus productos usados ​​a través de internet, sin garantía de que los entregaran?
El empresario de comercio electrónico de 36 años lanzó una aplicación en junio para probar la idea. Y funcionó mejor de lo que imaginaba; después de 16 horas, se sorprendió al descubrir que estaba comprometido con 360 millones de yenes (US$ 3.2 millones) y cerró el servicio. 
Un día después comenzaron a llegar camiones llenos de ropa y aparatos electrónicos, y los empleados de su nueva empresa formaban una cadena de personas para trasladar paquetes a la pequeña oficina de su empresa en Tokio.
En resumen, menos de 1 de cada 10 vendedores de artículos de segunda mano no entregaron lo prometido. Eso fue lo suficientemente bueno para Mitsumoto, quien relanzó el servicio, llamado Cash, en agosto como una nueva forma de reunir inventario para un mercado de pulgas en línea. 
Las compras diarias totales tienen un tope de 10 millones de yenes, y se limitan a teléfonos inteligentes, bolsos de lujo, relojes, vestuario y otros artículos específicos de una lista de varios miles. Los clientes toman una foto y reciben una oferta no negociable. Los precios se establecen automáticamente en función de los datos recopilados de otros mercados de segunda mano y Cash gana dinero mediante la reventa de los productos.
"Fue un experimento social", dijo Mitsumoto, que comenzó a vender productos en la web en 1996. Más tarde lanzó Stores.jp, la versión japonesa de Shopify, que vendió y luego volvió a comprar. "Por supuesto, creía que las personas buenas superarían en número a las malas, pero la pregunta era en cuánto. Eso no es algo que puedas descubrir sin intentarlo".
Las ventas de segunda mano son un gran negocio en Japón y un mercado avaluado en 1.6 billones de yenes, según el Reuse Business Journal. Bookoff Corp. tiene cientos de tiendas que compran y venden de todo, desde libros usados ​​hasta videojuegos y productos electrónicos. Yahoo Japan Corp. opera el sitio de subastas en línea más grande del país. Mercari Inc. se convirtió en la primera empresa emergente de internet de Japón en ser avaluada en más de US$1.000 millones con una aplicación de teléfono inteligente que facilitaba a las personas vender cosas no deseadas entre sí.
Lo que Mitsumoto descubrió fue una forma de eliminar la última gota de resistencia para que los vendedores se deshicieran de las cosas, liberando valor desperdiciado en los armarios de las personas. Explotó un mercado de personas que carecían del tiempo o la paciencia para tomar buenas fotos, escribir descripciones de productos y regatear con los compradores.
También sabía que era solo cuestión de tiempo antes de que rivales más grandes siguieran con ofertas similares. Entonces, cuando Mitsumoto recibió un mensaje de Facebook el 4 de octubre a la 1:58 a.m. que decía: "¡Hola! ¡Soy Kameyama~! ¡Véndeme Cash~! ¿No?", vio una forma de mantenerse adelante en la competencia.
Keishi Kameyama es una de las personas más ricas de Japón y el fundador de DMM.com, un imperio de medios de comunicación y tecnología con US$ 1,600 millones en ingresos.
Kameyama comenzó con la pornografía, pero ha convertido su compañía hasta en una amplia colección de empresas que van desde una plataforma de comercio de divisas, hasta videojuegos, una escuela de inglés en línea y parques solares. Mitsumoto acordó vender Cash a DMM por 7,000 millones de yenes y continuar operando el negocio.
"Para las personas que hacen negocios en internet en Japón, DMM es una presencia aterradora", dijo Mitsumoto. "Nunca se sabes cuándo pueden lanzar su propio negocio y convertirse en un rival difícil. Pensé que era mejor al menos conocerlo".
De hecho, una semana después de que se anunciara el acuerdo, Mercari lanzó una oferta idéntica. La medida de Cash demostró que existía una necesidad de dicho servicio, indicó Takeo Iyo, el vicepresidente a cargo de Mercari Now.
Kameyama dijo que su equipo reconoció el potencial del mercado descubierto por Mitsumoto, pero admite que la deslumbrante valoración de una empresa de seis personas que no tiene ni siquiera un año también fue en parte una adquisición basada en la contratación.
"Hacer negocios en internet no es solo capital y equipamiento, se necesita una cierta intuición, sentido del diseño y capacidad para poner en marcha un servicio", sostuvo Kameyama, de 56 años, en una entrevista. "También puedo apreciar una jugada audaz. No hay muchas personas audaces en este mundo".
Extraído del diario Gestion.pe










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Servicios de Planificación y Marketing para Exportar, Importar o Hacer Negocios en Japón

Servicios de Planificación y Marketing para Exportar, Importar o Hacer Negocios en Japón
Pincha la imagen

Campañas o Anuncios Google Adwords

Campañas o Anuncios Google Adwords
Posiciona tu marca avisos en japonés, portugués y español

Temas Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...